¿Quien eres tú?

Un espacio para crecer y compartir...

viernes, 20 de marzo de 2009

Recopilando reflexiones

Llevo meses queriendo dedicar mas tiempo al blog, pero por circunstancias personales por cierto maravillosas, como lo es la expriencia de mi reciente paternidad, no dispongo de demasiados espacios para trabajar en él como me gustaria.

Sin embargo, en mi búsqueda constante de trozitos de sabiduria y conciencia, he dado con algunas recopilaciones de textos que encontré hace tiempo, y que utilizo para las charlas de los talleres que hice hace algun tiempo, y que me gustaria compartir con vosotros.

Se trata de retazos y extractos que fui clasificando, a los que añadí parte de mi experiencia, y que para mi aportan comprensión ante muchas de las preguntas que nos formulamos a lo largo de nuestro proceso personal.

Siempre me gustó emprezar por aquí: Lo primero que debemos saber, es que añadiendo conciencia, podemos ser capaces de construir una nueva realidad. La mente construye nuestra realidad (y que sólo es nuestra, de nadie más), a través de lo que perciben nuestros sentidos, y filtra esas percepciones por nuestra experiencia y conciencia condicionada.

La física cuántica tiene una ley que dice: “el entorno es una extensión de la mente”; si cambias tu mente, cambia tu percepción del mundo.

Pero para comprender esta idea, es necesario en primer lugar tener claro que significa condicionamiento. Por tanto, empecemos preguntándonos: ¿Qué es el condicionamiento?: pues ni más ni menos que el complejo proceso que nos entrena, desde que nacemos, a adaptarnos a una sociedad determinada.

¿Y Quién nos entrena?: todo a nuestro alrededor: nuestros padres, nuestros profesores, amigos, la calle, la televisión, la publicidad, las películas..todo lo que vemos y percibimos nos condiciona.

¿Y Cómo lo hace?: mostrándonos lo que se espera de nosotros, aprobándonos cuando lo hacemos y desaprobándonos o castigándonos cuando hacemos algo diferente.

¿Y cual es el resultado?: pues un buen ciudadano, lo que en nuestra cultura llamámos “adaptado y normal”.

De niños, no somos nada tontos; tenemos criterio y somos tremendamente perceptivos y sensibles respecto a lo que ocurre a nuestro alrededor. Todos recordamos habernos dado cuenta en algun momento de cosas que se nos ocultaban (problemas de familia, peleas, etc)..sabiamos cuando los adultos nos mentian y cuando nos hablaban en serio. Es decir, sabíamos lo que queríamos y lo que no.

¿Qué cambió entonces?. Lo que ocurre es que el adulto “normal”, generalmente tiene poca claridad o serias dudas respecto a sus sentimientos, intereses y motivaciones, y lo que es peor, muchas veces de lo que si está seguro son cosas aprendidas de sus mayores, no cosas que de veras desea.

¿Y por qué perdemos ese criterio?: una palabra lo explica muy bien: chantaje…el sistema nos quiere y aprueba si cumplimos sus dictados y nos permiten pertenecer al grupo (algo que ansiamos enormemente), y nos rechaza o hace sentir ajenos y extraños si no cumpimos sus directrices.

No se trata de algo deliberado: simplemente es una presión hacia la conformidad que se transmite, de forma insconsciente, de generación en generación. Lo diferente, lo distinto, nos hace sentir intranquilos e incómodos, y simplemente tendemos a inhibirlo, en nosotros y en los demás.

Sin embargo, no solemos aceptar este hecho, y creemos que ese asunto ya lo tenemos superado, que hemos superado nuestros condicionamientos. Entonces creemos que nuestros gustos, opiniones y preferencias son nuestras, y no simples implantes sociales.

Paul Lowe dice “nuestro condicionamiento es tan profundo que no nos damos cuenta de que es condicionamiento: creemos que las cosas son así”.

Por tanto, si tal como dije al principio, añadiendo conciencia, podemos ser capaces de construir una nueva realidad, también podemos cambiar la forma de trabajar de la mente, y por tanto, de percibir las cosas. Podemos cambiar la forma de sentir y de percibir el mundo. Tu puedes elegir cambiar tu percepción del mundo, porque puedes elegir cambiar tu nivel de conciencia, aquí y ahora.

Podemos poner el ejemplo de la definición del estrés: “El estrés constituye una alteración corporal producida a partir de la respuesta general de alarma de una persona ante las situaciones problemáticas a las que se somete en la vida. Pero fijaros lo que dice a continuación:. Según sea percibida e interpretada la situación, estimula como amenazante o no amenazante a través de la correspondiente vivencia de la experiencia emocional;. así se desencadenara o no la reacción o respuesta de estrés”.

Fijaros en lo que dice la definición: “según sea percibida o interpretada la situación, es considerada como amenazante o no amenazante”. Todo dependerá de cómo percibamos e interpretemos esa realidad. Nada más que eso.

- Además, se sabe que el cerebro es capaz de percibir mucho más de lo que reconoce. Los ojos ven pero no entienden. Se tiene que montar la película en el cerebro, y es él el que monta tu realidad.

Se sabe que el cerebro recibe y procesa 400.000 millones de bytes por segundo, de los que sólo 2000 tenemos conciencia..por tanto, ¿cuan real es la realidad que percibimos?. Una cosa está clara: TU REALIDAD ES SOLO TUYA, DE NADIE MAS. Añadiendo otra información al cerebro, cambia el nivel y la forma de percepción. De hecho existen tantas realidades como seres humanos habitan en este mundo. ¿Cómo te atreves a decir que la única realidad válida es la tuya?. ¿Cómo te atreves a pensar que sólo tu tienes razón, y que es el resto del mundo el que está equivocado?. ¿Cómo puedo atreverme a creer que tu realidad no es válida para ti, aunque no lo sea para mi?.

- Existe un dato interesante que nos dice que el equivalente de unas seis semanas de estímulos sensoriales hace seiscientos años, es lo que recibimos ahora en un solo día, una presión por aprender y adaptarse unas cuarenta veces superior. El ser humano de hoy tiene que ser capaz de aprender más que en toda la historia de la humanidad, porque ahora hay más que aprender. Es un gran reto. En el pasado, el ser humano vivía en un mundo casi estático, no había necesidad de aprender demasiado. Bastaba con saber un poquito, y así había espacio en la mente, espacios vacíos, que ayudaban a la gente a mantenerse cuerda.

Ahora ya no existe espacio vacío, a menos que lo crees a propósito..por eso la meditación es más necesaria que nunca.

Este es un aspecto de gran importancia que en este taller vamos a abordar con bastante intensidad, ya que en la meditación se encuentra la llave para acceder al estado de paz y tranquilidad tan deseado hoy en dia por la mayoria de seres humanos.

- Otro aspecto que es importante resaltar es el concepto de “la libre elección”:. tu eliges en todo momento como quieres sentirte ante cada una de las situaciones a las que tienes que hacer frente en tu vida. Tu eliges como quieres que te afecten todos y cada uno de los acontecimeintos que ocurren en tu vida. Solo tu tienes esa elección.

Es posible para ti no experimentar nunca un temor ilógico de nuevo. Cuando digo ”ilógico”, me refiero a que existe un temor natural al daño físico, que es necesario; sin embargo, la mayoría de tus temores no son necesarios. Alguién dijo una vez en su lecho de muerte:. Mi vida ha estado llena de problemas y desgracias, de las que un 99% jamás se han cumplido. ¿no os da que pensar?.

La mayoría de nuestros problemas son creados por nosotros mismos; los crea nuestra mente, y la gran mayoria de ellos son ilusiones mentales, generadas por nuestra necesidad compulsiva de traer el dolor del pasado y proyectar promesas de salvación al futuro.

No es necesario que le temas a las demás personas. No es necesario que le temas al futuro.

Puedes comenzar tu vida de nuevo. Aquí y ahora.

Puedes comenzar a vivir de un modo totalmente diferente. Puede que no entiendas esto, pero es cierto. Es dificil de entender porque no se trata de un concepto, sinó de una experiencia. Se trata de algo que hay que experimentar y sentir a través de la práctica y la vivencia personal. Ese es el principal objetivo de este taller vivencial; vivir la experiencia en primera persona para abrir la mente a otras posibilidades.

Cuando lo entiendas, y solo lo conseguirás desde un estado de paz y tranquilidad, observarás algo curioso: no es que en el estado habitual de inconsciencia no eligas lo correcto; más bien lo que ocurre es que parece que no tienes elección, y solo eliges lo único posible, ya que son tus condicionamientos los que rigen tus decisiones, recreando patrones mentales y pautas de conducta aprendidas en tu educación.

Sin embargo, es muy importante comprender que el sufrimiento es una elección. Eliges sufrir. Porque no sabes que hay opciones, porque nunca nadie te enseñó eso. Lo que se te ha enseñado es que, si algo sale mal, es normal ser infeliz. La infelicidad es una elección. Eliges no aceptar la situación tal como es, y esta resistencia produce una depresión.

¿Por qué te resistes a lo que es?. ¿Qué conseguirás resistiéndote a algo que ya no puedes cambiar?.

Si algo desagradable ocurre en tu vida, no estás consciente del proceso que ocurre, -pero eliges ser infeliz, al no aceptar las circunstancias tal como están-. Simplemente se te ha condicionado de ese modo. Simplemente, no sabes que existen alternativas.

Y lo siguiente es que, puesto que no se te ha mostrado que hay otras opciones, estás cediendo todo el tiempo. Cedes continuamente.

Bien, hasta ahora, en esta charla, hemos hechado toda la culpa a nuestro condicionamiento. Sin embargo, hay más culpables, y siento deciros que esos sois vosotros mismos.

Otra forma de decirlo es que sois flojos. Os carga el cambio.Os resistis al cambio. No queréis problemas. Preferiríais seguir haciendo algo que no funciona, en vez de simplemente sentarse y decir,” ¡Necesito cambiar las cosas!”.

La vida puede ser mucho más divertida mucho más tiempo. Podéis hacer todas las cosas que deseáis hacer y no es necesario que hagáis nada de lo que no deseáis hacer. Pero para eso tenéis que cambiar.

Para iniciar el proceso de cambio, tenemos que empezar por comprender y asumir que pensamos como nos sentimos, y nos sentimos como pensamos….pensamos como nos sentimos, y nos sentimos como pensamos.

Para cambiar, hay que ser capaz de pensar más allá de cómo nos sentimos.

No lo hacemos porque no creemos que sea posible, y porque no nos apetece.
Cambiar es incómodo; es más fácil que el entorno nos haga pensar. .Por ejemplo conectando la Televisión tal como llegamos a casa, incluso antes de quitarnos el abrigo y ponernos cómodos.

Los recuerdos, las experiencias, etc, hacen que el cerebro segregue unas sustancias químicas y hacen que el cuerpo se convierta en mente. Por ejemplo, cuando Adaptamos la actitud y por tanto el pensamiento de “¡No puedo..!! ¡No soy capaz!!.. y el cuerpo se cansa y percibes perfectamente la sensación de agotamiento y abatimiento.

Hay que extraer la mente del cuerpo y volverla a colocar en el cerebro.

Hay que romper el hábito de ser nosotros mismos.

Parte del cambio pasa por desaprender.

Si cada día sientes lo mismo, es que no estas teniendo nuevas experiencias.

Con nuevas experiencias, llegan nuevos sentimientos y emociones.

Hay que distanciarse del entorno y anticipar nuestros pensamientos; de esta manera, el cerebro se convierte en un mapa que te conduce al futuro, y no un simple recipiente de recuerdos y experiencias ya vividas.

La expresión “ha cambiado la química” en una persona o situación, expresa muy bien que es lo que ocurre: nuevas experiencias rompen, cambian y crean nuevas estructuras neuronales.

Hay que romper viejos circuitos para que se puedan crear otros nuevos.

Es fundamental desaprender hábitos de nosotros mismos, porque llevamos toda la vida repitiendo pautas de conducta y patrones mentales, y nos sentimos como pensamos, y pensamos como nos sentimos… y nada cambia!!.

Aprender significa construir nuevas conexiones neuronales.

Recordar significa mantener viejas conexiones neuronales.

Cambiar es romper el hábito de ser tu mismo.

Todos tenemos una voz en la cabeza que no nos deja aprender, y para aprender hay que cambiar la forma de aprender.

Lo que se interpone entre tú y tus sueños es “la junta directiva” o el charlatán.: esa voz que hay dentro de la cabeza y que nos impide ser, nos impide estar en paz. Es como una especie de ruido de fondo constante.

Hay que Aprender a observarla, sin juzgarla ni etiquetarla, “observar al pensador”.

Cuando escuchas el pensamiento, es como si hubiera una presencia consciente; de este modo los pensamientos dejan de ejercer poder sobre ti, y se disuelven..los trasciendes.

Un ejemplo para entender este concepto, es mirar como si fuera una película de cine y tú estás sentado en la butaca. Tu vida en la gran pantalla. Tu no eres lo que ves, eres el observador que atestigua.

El pensamiento compulsivo y repetitivo te impide estar en el momento presente…por eso es necesario trascenderlo. Para ello, hay un principio muy simple: deja de prestarles tanta atención, deja de tomártelos tan en serio, déjalos en paz..deja a la vida en paz.

La gente no quiere aprender, sólo quieren confirmar lo que ya saben o creen que saben, que al fin y al cabo es con lo que se identifican.

Asimismo, si asistes a cursos de crecimiento personal buscando forjar una maravillosa personalidad para ser aceptado y admirado por tu entorno, has elegido un camino equivocado y falso. Cuanto más pulida sea tu personalidad, mayor será el apego que tengas a ella, y la sola idea de perderla te traerá un gran dolor y sufrimiento. Te identificas con un papel o rol, y el Ego dirige tus acciones. La clave está en no apegarse a nada. Ser libre es aceptar lo que tienes, y vivir intensamente en el único espacio que tienes a tu disposición: “El Aquí y el Ahora”.

Al iniciar el camino del “autoconocimiento”, el cerebro induce químicamente al sistema nervioso y a la mente para que sientas maltar, angustia, estrés, ansiedad, etc, buscando que vuelvas atrás y te sigas identificando con tus pensamientos y emociones. Esto es así porque no se siente cómodo debido a que estás rompiendo viejas pautas de acción que se relacionan con redes neuronales fuertemente instaladas, y porque dejas de alimentar al ego. Esta es su manera de defenderse.

Tras este periodo, y si consigues superarlo, la mente acaba claudicando porque se da cuenta de que no puede hacer nada, es en ese instante cuando tú tomas realmente el control. Esta experiencia yo la viví en persona en un curso de silencio al que asistí como alumno, y en el que experimenté una transformación muy profunda:
tras estar varios dias en completo silencio, y tras experimentar la incesante tormenta de ideas y pensamientos a las que se veia sometida mi mente, llegó un momento en el que finalmente claudicó, se paró, se calló, y la paz y una gran tranquilidad se instaló en mí como no la habia conocido jamás…fue una de las experiencias más maravillosas de mi vida.

Mucho amor

Fran

No hay comentarios: