¿Quien eres tú?

Un espacio para crecer y compartir...

miércoles, 6 de agosto de 2008

"Los cuatro acuerdos".- Don Miguel Ruiz

Don Miguel Ruiz, de profesión cirujano, nació en México, en una familia de linaje tolteca de tradición mística, ha dedicado su vida a ser un gran maestro de la antigua sabiduría, compartiendo por todo el mundo estas enseñanzas que guían al individuo hacia la libertad personal.


Su best seller Los Cuatro Acuerdos, ha vendido más de 3 millones de ejemplares en Estados Unidos. Más de cinco años en la lista de best sellers del New York Times. Todos sus libros han sido traducidos a 36 idiomas.


Un libro fruto de la sabiduría tolteca, comunidad del sur de México de artistas y científicos dedicados al cultivo de la sabiduría de sus antepasados, sus maestros (naguales), durante milenios han mantenido sus enseñanzas en secreto, y hoy Miguel Ruiz, un nagual de nuestros días, nos hace partícipe de algunos de sus saberes.

Este es el resumen de este maravilloso legado que nos ofrece en su libro “Los cuatro acuerdos”:


En esencia, vivimos en un gran sueño, un sueño de sociedad, de comunidad, de planeta. Nuestros padres nos enseñan los métodos, las reglas de nuestra vida, como encajar en ella, de la misma forma que a ellos se lo enseñaron sus padres, y así hasta el origen. Asumimos las enseñanzas sin casi cuestión. Éste es el sueño, vivimos aquello que generalmente no escogimos, pero lo vivimos como si de realidad se tratara.

Asumimos hasta tal punto, que en aquellos momentos que traspasamos el plano de la duda, de la cuestión, nuestro Juez (educado según el sueño) cae sobre la Víctima. Nosotros mismos llegamos al punto de auto-controlamos, nos auto-reprimimos para continuar dentro del camino.

Se establecen así acuerdos en uno mismo, acuerdos que no se cuestionan, simplemente se siguen, porque son el mecanismo por los cuales todos estamos sumergidos en el sueño.

Hay que romper ciertos de éstos dogmas para poder salirse, ser realmente uno mismo y vivir plenamente.

Primer acuerdo: Ser impecable con las palabras. Las palabras son armas de doble filo, hay que saber usarlas con razón. Depende cómo, algo dicho puede girarse hacia uno mismo, por eso, la cuestión es no caer en este error, no permitir que nuestras palabras den razones de actuar el Juez. Pero aún no se giren en contra, pueden actuar como armas hacia terceros, con lo que también es un error. Una vez asumido eso, podemos darnos cuenta que estamos libres del poder de las palabras de otras personas hacia nosotros. No daremos oportunidad al Juez, porque sabremos que las palabras son sólo palabras.

Segundo acuerdo: No tomarse nada personalmente. No seamos egoístas, el mundo no gira a nuestro alrededor, tomarse las cosas a nivel personal, es pensar que somos el centro. Nada de lo que hacen los demás es por ti, lo hacen por ellos. Tomarse las cosa personalmente es cuestionar-se a uno mismo, pero no deberíamos, debemos saber quienes somos y lo que el entorno parezca decirnos, nunca se fomentará en lo real de nosotros, porque sólo nosotros lo conocemos. Aún así, incluso uno mismo no se conoce perfectamente, por lo que tampoco debemos cogernos personalmente nada que surja de nuestro interior, no debemos dar alas a la Víctima, cuando el Juez actúa.

Tercer Acuerdo: No hacer suposiciones. Al hacer suposiciones, asumimos realidades no confirmadas y eso crea generalmente malestar, porque nuestra mente represora tiende a asumir, a suponer cosas negativas y eso nos causa dolor. Debemos aprender a preguntar, a expresar nuestras inquietudes y dudas, sólo así seremos (y haremos a los demás) plenamente partícipes de la realidad sin presunciones negativas.

Cuarto acuerdo: Hacer siempre el máximo que puedas. Si siempre haces el máximo, nunca podrás acusarte a ti mismo de no intentarlo. Y por mucho que otros te acusen, sabrás que lo has intentado y eso es lo único que cuenta.

Con esto, empezamos el camino hacia la libertad. Partiendo de 3 maestrías: De la conciencia, conociéndonos. De la transformación, como cambiarnos y huir del sueño y del Amor.

Quiero que olvides todo lo que has aprendido en la vida. Éste es el principio de un nuevo entendimiento, de un nuevo sueño.

Resumen:


LOS 4 ACUERDOS


I.~ No supongas.

No des nada por supuesto. Si tienes alguna duda, aclárala. Si sospechas, pregunta.

Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que no tienen fundamento.


II.~ Honra tus palabras.

Lo que sale de tu boca, es lo que tú eres.

Si no honras tus palabras, no te estás honrando a tí mismo; si no te honras a tí mismo, no te amas.

Honrar tus palabras es honrarte a tí mismo, es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.

Eres auténtico y te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.


III.~ Haz siempre todo lo mejor que puedas.


Si siempre haces lo mejor que puedes, nunca podrás recriminarte de nada.


IV.~ No te tomes nada como algo personal.

Ni la peor ofensa. Ni el peor desaire. Ni la más grave herida debes tomar como algo personal.

Quien te ofende tiene un veneno que descargar contra ti, por no saber como deshacerse de él. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo.

Pero el problema es de él y no tuyo.

9 comentarios:

deibit dijo...

Te escribo para que veas que algunos si que leemos y seguimos tu blog.

Fantastico Don Miguel Ruiz y los cuatro acuerdos.

Verdades como puños.... me encantaría poder seguirlos al pié de la letra.

Un abrazo

David

Fran dijo...

Muchas gracias por participar David!!! Uauuuu..que subidón!!!. La verdad es que los cuatro acuerdos son una de aquellos mensajes que de seguirlos pueden cambiar tu vida...como lo ha hecho con miles de personas!!!. A veces puede parecer dificil, pero como siempre digo, una vez consigues conectar con alguna de estas "grandes verdades", te das cuenta de lo fácil que resulta vivir en esa vibración...aunque también es muy fácil volver a perderse...
Es un trabajo de cada dia y hay que ser muy valiente!!
Gracias David!!

Fran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

gracias amigos leer los cuatro acuerdos de don Miguel Ruiz un aliciente para aprender de mi mismo

Anónimo dijo...

Muchas gracias,por hacernos la vida mas ligera y aprender a comportarnos ante los demas.

Anónimo dijo...

Dios lo bendiga.

Anónimo dijo...

Gracias,en la medida que cada uno pueda poner en práctica estas verdades, el mundo irá cambiando, ánimo nuestro granito de arena formará una playa........

Crónicas y Espirales del Poema. dijo...

Gracias por esta filosofia de vida que continuo practicando desde hace algunos años.

Anónimo dijo...

el texto de "los cuatro acuerdos" es un trabajo de sintesis maravilloso que sintetiza lo que ha encontrado la sociologia, la antropologia y la psicologia social y una buena parte de la antropologia filosofica reciente. Excelente la intencion de este blogg de difundir la obra de Miguel Ruiz, porque otro mundo es posible.
Yair